Wiki Campamento Mestizo
Advertisement
Wiki Campamento Mestizo

La Batalla del Área de la Bahía de San Francisco fue una batalla librada entre la Duodécima Legión Fulminata y los monstruos de Terrenos Triunvirato el 8 de abril de 2011 en la ciudad de Nueva Roma.

Fuerzas[]

Terrenos Triunvirato[]

Los emperadores Cómodo y Calígula atacaron a los romanos en el Túnel de Caldecott con enormes oleadas de monstruos compuestas por Myrmekes, germani, pandos, blemias y otros monstruos.

En el Área de la Bahía tenían apostados los 50 cruceros de Calígula dispuestos a disparar fuego griego contra Nueva Roma.

Los emperadores habían hecho un pacto con Tarquinio el Soberbio, último rey de Roma, que contaba con un ejército de muertos vivientes con el que pretendía saquear la ciudad y encontrar los Libros Sibilinos.

Semidioses[]

En la batalla lucharon los legionarios de la Duodécima Legión Fulminata, dirigidos por el pretor Frank Zhang , los habitantes de Nueva Roma, faunos, dríades y náyades y Apolo y Meg McCaffrey.

Eventos[]

Inicio[]

La primera parte de la batalla fue librada en el exterior del Campamento Júpiter: las cohortes primera, segunda, tercera y cuarta se encargarían de repeler a las hordas enemigas impidiendo a los monstruos acceder al Túnel de Caldecott. Mientras tanto, la Quinta Cohorte se quedaría en Nueva Roma esperando el ataque de Tarquinio. Al mismo tiempo, esperarían a que Michael Kahale, el centurión de la Primera Cohorte, y un grupo de comandos sabotearan las máquinas que lanzarían fuego griego al campamento.

Sin embargo, la primera parte del plan no salió bien: Kahale y su grupo de comandos no lograron cumplir su misión (actualmente no se sabe el estatus de los saboteadores, pero es muy probable que hayan muerto), y los incesantes ataques de los monstruos provocaron que el número de romanos en pie no hiciese más que disminuir.

Llegada de Apolo[]

Apolo, Meg McCaffrey y Reyna se habían perdido la primera parte de la batalla ya que habían ido a buscar al dios silente. Cuando Apolo y Meg llegaron (Reyna se quedó con Lavinia Asimov) era todo un caos: había muchos cuerpos en el suelo de semidioses caídos en combate y las cohortes apenas podían hacer nada contra los monstruos. Apolo y Meg se reunieron con Frank, pero cuando estaban hablando con él les llegó la noticia de que la ciudad estaba siendo atacada por Tarquinio. Frank decidió enviar a la Cuarta Cohorte a socorrer a la Quinta Cohorte. Apolo y Meg, por su parte, fueron con Tyson y Ella a la Colina de los Templos a invocar a un dios.

Apolo y Meg se reunieron con el cíclope y la harpía y decidieron invocar a Diana. Cuando terminaron el ritual, Meg fue a combatir a la ciudad, mientras que Apolo decidió volver al Túnel de Caldecott, pero cuando llegó se encontró con una terrible escena: de las tres cohortes solo quedaban doce legionarios más el elefante Hannibal y Frank Zhang, que tenía múltiples heridas y varias flechas clavadas en el cuerpo. El estandarte de la Legión lo portaba una chica diferente, por lo que se podía imaginar que el anterior, Jacob, también había muerto.

Cómodo y Calígula estaban al frente el ejército de monstruos que rodeaban a los semidioses. Frank propuso a los dos emperadores un duelo a muerte (spolia opima), ordenando a los soldados que se marcharan y diciendo que si moría rindiesen sus tropas y la ciudad. Apolo insistió en participar en el duelo a muerte, para que fuesen dos contra dos, a lo que Frank aceptó de mala gana, no sin antes decirle que si decía las palabras "Se acabó el tiempo" el ex-dios debería huir de inmediato.

Duelo a muerte[]

Apolo empezó luchando contra Cómodo a la vez que Frank combatía con Calígula. Aunque Cómodo no había recuperado la visión, que perdió en Indianápolis cuando Apolo recuperó momentáneamente su forma divina, había desarrollado un sentido acústico excelente, lo que hacía que cuando Apolo atacaba o se movía, él podía identificar su posición, dándole tiempo a atacar o esquivar el ataque. Apolo golpeó un par de veces al emperador, pero finalmente, debido a su lentitud, falta de habilidad en combates cuerpo a cuerpo y el cansancio, agotamiento y dolor de las heridas, Cómodo derribó al antiguo dios.

Mientras tanto, Frank luchaba contra Calígula, a quién había atraído hasta el interior del túnel. Apolo aprovechó un momento de distracción de Cómodo para quitarle un puñal y atravesarle las rodillas, tirándolo al suelo e impidiéndole ponerse en pie. Frank, entonces, pronunció las palabras "Se acabó el tiempo", señal para que Apolo se alejara, y sacó su trozo de leña y lo utilizó como combustible para encender charcos de gasolina que había puesto antes de la batalla en el suelo del túnel, sabiendo que ese momento llegaría. Con este acto, logró quemar vivo a Calígula, pero Cómodo salió con vida.

Cómodo dio la orden a sus tropas de que lanzaran el fuego griego de los barcos contra Nueva Roma. Apolo, furioso por el sacrificio de su amigo, recuperó momentáneamente parte de su fuerza divina y estranguló a Cómodo y, con un grito divino, lo asesinó. Al mismo tiempo, los proyectiles lanzados por los cruceros del emperador ascendieron y cayeron al lugar desde donde habían sido lanzados, destruyendo las enormes embarcaciones por completo: el sabotaje de Lavinia y los espíritus de la naturaleza habían tenido éxito. El ejército de los emperadores huyó.

Defendiendo Nueva Roma[]

Apolo rápidamente fue a la ciudad a enfrentarse con Tarquinio. Se reunió con Hazel y Meg, quienes se enteraron del sacrificio de Frank por la mirada de Apolo. Aún así, los tres sabían que ahora había una prioridad, por lo que entraron en la librería, donde estaban Tarquinio y algunos muertos vivientes. Hazel corrió a enfrentarse con Tarquinio mientras Meg acababa con los muertos vivientes, pero Tarquinio no podía morir. Parecía que no había esperanzas, cuando apareció Diana y acabó con el antiguo rey de Roma.

Después de la batalla[]

Una vez finalizada la batalla, todos los supervivientes se reúnen con las cazadoras de Artemisa, que han acudido con Diana. Ayudan a los heridos y recogen los cadáveres de los soldados caídos para incinerarlos en la Colina de los Templos, siguiendo los ritos funerarios romanos. Frank Zhang aparece con vida: al parecer, al sacrificarse formó su propio destino, rompiendo con la predicción de su muerte.

Al día siguiente, se organiza una sesión del Senado para comunicar nuevos cambios en la Legión y agradecer a los héroes su labor en la batalla.

Consecuencias[]

Advertisement