FANDOM


Cómodo era un emperador romano y un actual dios emperador. Fue uno de los líderes del Triunvirato junto a Nerón y Calígula. Apolo lo tiró desde un balcón durante la Batalla de la Bahía de San Francisco cuando resultó gravemente herido en una explosión, pero no se sabe si está realmente muerto.

HistoriaEditar

Infancia Editar

Cómodo nació con el nombre de Lucio Aurelio Cómodo en Lanuvium, cerca de Roma. Era hijo del emperador reinante Marco Aurelio. El 12 de octubre de 166 se le otorgó el título de césar junto a su hermano Marco Annio Vero, que murió tres años después al no lograr recuperarse de una operación. La muerte de Vero dejó a Cómodo como el único hijo biológico superviviente de Marco Aurelio.

Marco Aurelio, preocupado por los fallecimientos de todos sus hijos mayores, encomendó a Cómodo a los cuidados de su médico, el célebre Galeno, que lo trató de diversas enfermedades. Cómodo recibió una educación privilegiada de manos de lo que Marco Aurelio llamaba «una abundancia de buenos maestros». De estas palabras de Aurelio se deduce que el enfoque de la educación de Cómodo fue intelectual, probablemente a expensas de la formación militar.

Adolescencia Editar

Se sabe que en el año 172 Cómodo formó parte del estado mayor de su padre en Carnuntum, base militar de Marco Aurelio durante las guerras marcomanas. Fue probablemente allí donde, el 15 de octubre de 172, Cómodo recibió en presencia del ejército el título de Germanicus tras la victoria de su padre sobre los pueblos germanos. Que se otorgara este título a Cómodo sugiere que el joven heredero estuvo presente durante las batallas finales del conflicto desempeñando un papel importante en ellas. El 20 de enero de 175, Cómodo ingresó en el Colegio de Pontífices, punto de partida de su carrera pública.

En abril de 175, el gobernador de la provincia de Siria, Avidio Casio, se declaró a sí mismo emperador tras la llegada a Oriente de rumores que proclamaban la muerte de Aurelio. Tras ser aceptado como emperador por las provincias de Siria, Palestina y Egipto, Casio continuó con su rebelión a pesar de que los rumores de la muerte del emperador eran falsos. Durante los preparativos de la campaña contra Casio, Cómodo asumió la toga virilis en el frente del Danubio el 7 de julio de 175, entrando de manera oficial en la edad adulta. Sin embargo, la campaña contra Casio nunca se llevó a cabo debido a que el general rebelde fue asesinado por uno de sus centuriones antes de que los ejércitos imperiales pudieran iniciar la marcha.

Posteriormente, Cómodo acompañó a su padre en su largo viaje por las provincias orientales, durante el cual visitó la bella ciudad de Antioquía. El emperador y su hijo también viajaron a Atenas, donde fueron iniciados en los misterios eleusinos. La gira por las provincias rebeldes fue un éxito y el emperador regresó a su capital en otoño de 177.

Reinado solitario Editar

Considerando que el reinado de Marco Aurelio se caracterizó por una guerra casi continua, el gobierno de Cómodo se puede considerar relativamente pacífico en términos militares aunque terriblemente inestable y turbulento en la política del Imperio. El reinado de Cómodo no estuvo sujeto a las necesidades de sus súbditos y sus territorios sino a los caprichos del propio emperador. En palabras de Dión Casio:

Esta famosa frase ha llevado a muchos historiadores, de los cuales el más famoso es Edward Gibbon, a tomar el reinado de Cómodo como el comienzo de la Decadencia del Imperio romano.

Por otra parte, a pesar de su notoriedad, y considerando la importancia de su reinado, los años de reinado de Cómodo no están bien documentados. Las principales fuentes historiográficas supervivientes son Dión Casio, contemporáneo y en ocasiones observador de primera mano de los hecho, pero sus escritos de este reinado nos han llegado a través de fragmentos y abreviaturas, Herodiano y la Historia Augusta, poco fiables debido a su naturaleza de obra literaria en vez de obra histórica, con elementos de ficción presentes dentro de ellos.

Cómodo permaneció con los ejércitos del Danubio poco tiempo antes de iniciar las negociaciones de paz con las tribus germanas, que no dudaron en aceptarla debido a su agotamiento. Tras el éxito en las negociaciones, Cómodo regresó a Roma, donde celebró un triunfo el 22 de octubre de 180. A diferencia de sus predecesores Trajano, Adriano, Antonino Pío y Marco Aurelio, parece ser que Cómodo no tuvo jamás interés en las tareas administrativas que conllevaba su puesto y que siguió la tendencia a lo largo de su reinado de impulsar el ascenso de sus favoritos, entre los que se encuentra Saotero, un liberto originario de Nicomedia que llegó a convertirse en su chambelán. Los senadores, descontentos con esta situación, iniciaron una serie de conspiraciones e intentos de golpes de estado, que a su vez provocaron que el modo de hacer las cosas de Cómodo se fuera haciendo progresivamente más despótico y tiránico. Aunque el Senado lo odiara y temiera, las evidencias históricas apuntan a que Cómodo mantuvo su popularidad entre el ejército y el pueblo. El amor que le profesaban los ciudadanos del Imperio no sólo se debía a sus abundantes muestras de generosidad, sino también a los espectaculares juegos de gladiadores que se celebraron durante su reinado. Para pagar la intolerable carga económica que suponía para el Estado la celebración de los juegos, Cómodo impuso un elevado impuesto senatorial que separó todavía más a los dos cuerpos gobernantes del Imperio. Las relaciones entre el Senado y Cómodo se estancaron definitivamente cuando el emperador invirtió de manera provocativa el orden tradicional de los dos poderes del Estado, el Senado y el pueblo («Senatus Populusque Romanus») a («Populus Senatusque...»).

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.