FANDOM


Hombre, ¡felicidades y esas cosas! ¡Impresionante! Hey, ¿tendrás algo de cambio?

–Don a Percy, en El hijo de Neptuno.

Don fue uno de los faunos que merodeaban alrededor del Campamento Júpiter, y que a menudo iba pidiendo limosna y comida.

Los héroes del Olimpo

El hijo de Neptuno

Cuando Hazel le estaba mostrando a Percy el campamento, Don se les acercó con un letrero que decía: "TRABAJO CANTO HABLO ME VOY A CAMBIO DE DENARIOS". Don les pidió denarios y decía mentiras muy malas por las razones que necesitaba el dinero, tal como para el autobús porque había dejado la cartera en casa, a lo que Hazel le reprendió diciendo que los faunos no tenían carteras, ni casas y no había autobuses. Extrañado, Percy le preguntó por que los faunos no trabajaban en el campamento, como lo hacen los sátiros en el Campamento Mestizo, sin embargo, Don sólo se rió. Hazel le explicó que los faunos era "espíritus libres" y holgazanean y pedían dinero por el campamento. Poco después, Hazel le pidió amablemente que se fuera y en el proceso, Don murmuró que adoraba a Hazel porque ella siempre era amable con él y le decía "por favor", a diferencia de los otros campistas.

Más tarde, cuando Percy estaba en el comedor del campamento tratando de comer, Don se le acercó y comenzó a olfatearlo, diciendo que tenía un enlance por empatía con un fauno, pero que este estaba siendo suprimido de alguna manera. El vínculo de empatía que Don podía oler era en realidad el que Percy tenía con Grover, aunque este no lo recordara. Después de la batalla contra el ejército gigante, Don se coló en el comedor y comenzó a pedirle dinero a la gente.

Las Pruebas de Apolo

La Tumba del Tirano

Aunque Don no combatió directamente en la Batalla del Área de la Bahía de San Francisco, el fauno formó parte del grupo de faunos, dríades y náyades liderados por la semidiosa Lavinia Asimov que sabotearon los morteros de fuego griego de la flota de cruceros de Calígula. Desgraciadamente, el fauno decidió quedarse en un crucero una vez realizada con éxito la misión para asegurarse que todo iba según lo previsto, lo que provocó que la explosión de las embarcaciones le llenara el cuerpo de heridas y quemaduras a las que no sobrevivió.

Don se reencarnó en un laurel.

Personalidad

Don tiene una personalidad divertida, y es muy optimista, a pesar de su mala situación. Se tiene poco respecto a sí mismo, pero aparentemente tiene una alta autoestima. Don también parece considerarse a sí mismo amigo de todos a los que ha tratado de pedirles dinero, y es bastante honesto. También ve lo mejor de las personas.

Apariencia

Don es descrito como un fauno con un enorme peinado afro que se meneaba cuando se movía, y los ojos ocultos detrás de unos pequeños anteojos redondos con cristales tornasolados. Vestía un camisa hawaiana descolorida, y de la cintura para abajo lucía su tupido pelaje de cabra marrón.

Trivia

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.