FANDOM



Serapis es un dios greco-romano del Inframundo y la fertilidad. Él es, además, la principal deidad de Alejandría.

Historia Editar

En tiempos antiguos, Serapis era originalmente un dios menor de una aldea del que muy pocos habían oído hablar. Como sea, cuando Ptolomeo tomó el poder en Egipto, decidió buscar un nuevo dios supremo para Egipto y encontró la estatua de Serapis. Ptolomeo hizo que sacerdotes griegos y egipcios realizaran rituales y encantamientos para hacer a Serapis el nuevo dios supremo de Egipto, lo que lo hizo increiblemente poderoso. Mientras más gente creía en él, Serapis se creció más fuerte, agotando y remplazando a otros dioses. Serapis derrocó a Osiris, Zeus y Hades, eventualmente tomó el control del Inframundo. Al hacerlo, Serapis transformó a Cerbero en un báculo que le permit;ia controlar el pasado, el presente y el futuro. Ató a Isis, forzándola a servirlo y a ser su reina. De cualquier forma, convertir a Serapis en un dios mayor no fue suficiente para Ptolomeo, y él intentó convertirse a sí mismo en un dios, pero esto fracasó, maldiciendo a su familia.

La dinastía ptolomeica se debilitó hasta que cayó finalmente a manos de los romanos cuando Cleopatra se suicidó. El culto a Serapis fue olvidado, eventualmente él cayó en un estado de hibernación mientras que su báculo se convirtió en una estatua y fue dividido en tres partes con una, eventualmente terminando en el Museo Metropolitano de Arte, otra en una tienda de antigüedades y la última en la Casa de Brooklyn. Con Serapis muerto, los dioses griegos y romanos ganaron su poder nuevamente sobre sus dominios.

Demigods & Magicians Editar

El Báculo de Serapis Editar

Después de obtener el Libro de Thoth, Setne comienza a experimentar con la combinación de magia griega y egipcia. Con este fin, usé el Libro para despertar a Serapis para ver cómo reaccionarían ante él los magos y los semidioses. Serapis parecía pensar que Setne quería controlarlo pero le faltaba el poder, pero en realidad era solo una prueba de sus nuevas habilidades y las capacidades de sus enemigos. Serapis despertó las tres piezas de su bastón y comenzaron a dirigirse a Rockaway Beach, donde Serapis comenzó a construir una réplica del Faro de Alejandría para atraer a los otros dioses a él como un faro y alimentarse de sus esencias para volverse más poderosos y tomar sobre el universo Los intentos de su personal por reunirse y llegar a él llaman la atención de Annabeth Chase y Sadie Kane, las chicas que lo derrotaron.

A pesar de sus mejores esfuerzos, las tres piezas de su personal se unen y entran en la vorágine en el edificio de apartamentos que Serapis está canibalizando para formar su faro. Cuando la vorágine lleva al personal hacia él, Sadie se transforma en una cometa para detenerlo y ordena a Annabeth, protegida de la vorágine por un campo de fuerza, que distraiga a Serapis. Annabeth es capaz de llamar su atención, provocando que congele la vorágine y se enfrente con ella. La distracción le permite a Sadie dejar caer uno de los camellos de Walt encima del bastón y sujetarlo para que no pueda llegar a Serapis. Serapis llega a creer que Annabeth está ahí para ser su nueva alta sacerdotisa y ella lo distrae haciéndole que le explique su pasado y lo que está haciendo mientras Sadie, inadvertida por el dios, prepara un hechizo. Sadie se sorprende al enterarse de la participación de Setne en el regreso de Serapis, pero logra unirlo con un hechizo antes de que pueda llegar a su personal. Sin embargo, Serapis se libera fácilmente de las ataduras, se enfureció porque Sadie trató de atarlo y le dio un nombre y convirtió a su equipo recuperado en las dos chicas. Sadie logra derrumbar el edificio en la parte superior de Serapis, enterrándolo por un corto tiempo, pero finalmente logra liberarse, intenta matar a Sadie y Annabeth y usarlas como una puerta para atraer a Atenea e Isis al mundo, Atenea para consumirla e Isis para esclavizarla. Sin embargo, Atenea le devuelve la gorra de los Yankees de Annabeth y Annabeth se da cuenta de que necesitan destruir la cabeza de perro en su bastón, lo que representa el futuro para destruirlo. Mientras Annabeth usa la gorra para acercarse sigilosamente a un Serapis ajeno y a su personal, Sadie lo detiene con un farol que le ha arrojado un vínculo de muerte que lo destruirá si la mata. Serapis duda, pero al final ve a través del farol y va a atacarla. Sin embargo, Annabeth ha alcanzado el bastón en ese momento, le quita su daga de bronce celestial y mata la cabeza del perro. Hacer esto destruye el personal de Serapis y su futuro sin el cual no es nada. Mientras Annabeth usa la gorra para acercarse sigilosamente a un Serapis ajeno y a su personal, Sadie lo detiene con un farol que le ha arrojado un vínculo de muerte que lo destruirá si la mata. Serapis duda, pero al final ve a través del farol y va a atacarla. Sin embargo, Annabeth ha alcanzado el bastón en ese momento, le quita su daga de bronce celestial y mata la cabeza del perro. Hacer esto destruye el personal de Serapis y su futuro sin el cual no es nada. Cuando Serapis grita que nunca lograrán la corona sin él y que todos perecerán, su personal se convierte en una bola de fuego que lo consume y lo destruye antes de extinguirse. Sadie y Annabeth se dan cuenta de lo que Serapis les dijo que Setne está tratando de usar la corona de Ptolomeo para volverse inmortales y que Serapis probablemente era solo una prueba de sus capacidades, como los petsuchos de Carter y Percy, unas semanas antes.

La Corona de Ptolomeo Editar

Cuando fue confrontado por Percy Jackson y Annabeth Chase, Setne revela que convocó a Serapis como un experimento y vio la batalla entre Annabeth, Sadie y Serapis a la distancia, tomando nota de los hechizos que Serapis usó para construir su faro. Luego de mezclar esos hechizos con magia más antigua en el Libro de Thoth, Setne era capaz de encontrar la combinación perfecta para convertirse en un dios.

Personalidad Editar

Serapis en un individuo extremadamente hambriento de poder, él planea alimentarse de los Panteones griego y egipcio, para convertirse en lo suficientemente fuerte para derrocarlos y gobernar el mundo, siendo él una deidad.

Serapis es, además, muy narcisista y arrogante, incluso llama a Setne, uno de los magos más poderosos de todos los tiempos, un tonto que no entiende el poder de lo que convocó.

Apariencia Editar

Serapis medía 10 metros de altura. Solo llevaba un par de bañadores con un patrón floral hawaiano. Tiene brazos musculosos y su cuerpo estaba ondulado con músculos. Su piel de bronce estaba cubierta de tatuajes de jeroglíficos, letras griegas y otros idiomas. Su rostro estaba enmarcado por largas rastas con rastafári. Una rizada barba griega creció hasta la clavícula. Sus ojos eran de color verde mar, como los de Poseidón y Percy Jackson. Aunque es barbudo y peludo, es una de las deidades más atractivas, una especie de surfista salvaje mayor. Su sombrero, sin embargo, arruinó la mirada: una canasta de mimbre cilíndrica bordada con imágenes de pensamientos, es el modo que representa al Inframundo.

Sus rasgos parecieron cambiar, recordando a Annabeth de muchas deidades olímpicas diferentes: Zeus, Poseidón y Hades. Algo en su sonrisa aún le recordaba a Annabeth a su madre, Atenea.

Habilidades Editar

Como un Dios híbrido greco-egipcio que derrotó a los olímpicos y los dioses egipcios, Serapis es un dios increíblemente poderoso por derecho propio. Se afirmó que si alguna vez volvía a alcanzar el pleno poder, absorbería la esencia de los otros dioses nuevamente y gobernaría como la deidad suprema. Con su báculo, Serapis declaró que sería capaz de controlar el pasado, el presente y el futuro.

  • Telequinesis: Serapis es capaz de mover cosas con su mente, sin tocarlas. En El Báculo de Serapis, fue capaz de crear y mover una vorágine de ladrillos, tuberías, tableros y otros escombros, para construir su nuevo faro. También había tirado una bañera contra Annabeth.
  • Consumo de Esencia: Serapis planeó alimentarse de la esencia de otros dioses, ganando su poder y tomando su lugar como gobernador del mundo.
  • Mistioquinesis: Siendo un dios híbrido greco-romano, Serapis es un maestro en ambas magias, griega y egipcia, siendo capaz de anular y defenderse de la mayoría de los hechizos de Sadie. Incluso del Ha-di.
  • Cronoquinesis: Acorde a Serapis, él sería capaz de controlar el pasado, el presente y el futuro si ganaba su poder y empuñaba su báculo.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.